Blogia
SOLLOÍNA

Geografía sentimental

Guadalquivir abajo. De Los Palacios a Chipiona, por carretera.
La marisma fértil, húmeda, tartésica, bajo un cielo frío azul claro.
Cultivos milenarios, sudores, sueños. Los ojos que vuelan.
Y mientras, suenan Los secretos (La calle del olvido, Pero a tu
lado, Voy a beber hasta perder el control...:la cándida tristeza de
Enrique Urbizu hasta su muerte por sobredosis).
El Madrid de la movida, los años dulces, la mentira inconsciente,
la vida que sigue igual, las derrotas. En otro mundo, en otra vida.
La lengua de tierra que desciende hasta el mar. Y lo miras,
suspendido en el horizonte, hasta la playa, y te preguntas cómo
es posible que esta plácida belleza se troque en gesto fiero, insolencia
altiva que lo devaste todo. Súplica de homenaje. Súplica
para amansar el rugido de las profundidades. El insondable crujir
de 85 millones de años.
A la vuelta, el sol rasga el espejo del retrovisor al caer
en llamarada de hielo. Canta Bebe. Luego Bambino. El desgarro
de la tarde se funde con las voces. Razones cargadas de pasión.
Y los ecos llegan como un tsunami interior que anega los ojos.
Luego el Sevilla sólo empataría a cero con el Getafe.
Un fastidio futbolístico para un bonito día.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

indah -

"La marisma fértil, húmeda, tartésica, bajo un cielo frío azul claro.
Cultivos milenarios, sudores, sueños. Los ojos que vuelan."

Enhorabuena :) Y gracias, he disfrutado tu viaje de Los Palacios a Chipiona. Y también de la música, y del cielo azul claro y frío.

Suerte para tu nueva bitácora en blogia. Mucha suerte.

indah
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres