Blogia
SOLLOÍNA

El viaje de un viejo gruñón

El viaje de un viejo gruñón Probablemente el no quisiera ir a ninguna parte, como aquel viaje de cómicos que filmó, pero ha llegado lejos. Probablemente hubiese sido feliz explicando toda su vida "La lengua de las mariposas" a aquellos niños de la República que terminarían por apedrearlo cuando los fascistas se lo llevaban preso. Los mismos que truncaron aquellas bicicletas que esperaban el verano. Pero el verano del 36 nunca llegó sino como sótano. Ahora no ha podido acudir a Berlín a recoger el premio honorífico a su carrera. Vuelve a estar enfermo. Los años, que no perdonan ni a los genios por más que sean cómicos disfrazados de académicos que se ocultan tras el uso de un lenguaje cervantino, bien don Quijote, bien Sancho. Escéptico anarquista de sí mismo, aún ha tenido fuerzas para declarar en su última entrevista, ayer en ABC, que el Gobierno siempre es responsable de todo. Supongo que para sí apenas salva un puñado de películas y de obras, defendidas con un carácter severo que reclama la tranquilidad de quien se expresa lejos de los focos y las bambalinas en las que tantas veces hubo de refugiarse. Que no deje de gruñir don Fernando Fernán-Gómez.

Foto: ABC/Julián de Domingo
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres