Blogia
SOLLOÍNA

Alianzas armamentísticas

Alianzas armamentísticas Con los datos de que suelo disponer considero que Venezuela es un país razonablemente democrático -si la democracia admite la cursiva-, con la desgracia de ser una fortaleza petrolífera que actúa al margen de Estados Unidos en una zona de especial sensibilidad para Washington, su patio trasero. Más democrático aún si me sustraigo a la dura campaña de descrédito y ridiculización constante -a veces no les faltan razones, concedo- que viene sufriendo su presidente Hugo Chávez desde medios norteamericanos y europeos de toda laya y condición. Más todavía si lo comparo con otros amigos de occidente a quienes tanto perdonamos y protegemos sin preocuparnos en exceso de si respetan los derechos humanos, convocan elecciones libres, persiguen afanosamente a sus opositores e incluso financian actividades no sólo ilícitas sino incluso (filo)terrroristas, por ser moderados.
Con todo, no parece que la venta de armas contribuya a la Alianza de Civilizaciones que propugna el presidente Zapatero. A Venezuela o cualquier otro país y cualesquiera que sean los motivos. Más allá del fariseismo de la derecha española, que acepta el comercio armamentístico, pero rechaza los acuerdos con Hugo Chávez porque incomoda a Estados Unidos, el talante de ZP parecía lejos de este tipo de operaciones, que apenas aliviarán crisis industriales como las de astilleros. Aunque ésta la presente como beneficiosa para los pueblos y de "naturaleza no ofensiva". Porque las armas las (en)carga el diablo y las dispara el primero que tiene ocasión. Veamos algunos datos.
En mayo de 2004, varias ONG's piden a Zapatero más control sobre la venta de armas. Según el informe Alerta 2004, "Cada minuto alguien muere en el mundo de un disparo. Y existen unos 600 millones de armas, más de la mitad en manos de civiles, que constituyen el 90% de víctimas en conflictos internacionales".
Otro estudio, éste de Amnistía Internacional, Greenpeace e Intermón Oxfam, que actúan de forma conjunta en la campaña "Armas bajo control" advierte en noviembre de 2004 de que "España viola el Código de Conducta de la UE en el 40% de los destinos de exportaciones de armas". Y añade: "España ha doblado el volumen de sus exportaciones en los últimos tres años (alcanzado la cifra de 321’9 millones de € en 2003). El 90% del volumen de ventas en el último año han tenido como destino a países de la UE, pero el 40% de los destinos de armas españolas no aprueban el examen del Código de Conducta de la Unión Europea, como es el caso de Israel, India, Indonesia o Venezuela. Éste establece que no se pueden vender armas a países embargados, en conflicto, inestables, que no respeten los estándares de derechos humanos, con problemas de desarrollo o cuando exista riesgo evidente de desvío de la venta a un tercer país".
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres