Blogia
SOLLOÍNA

Viva la Blanca Paloma...

... y otras aves de la Marisma, cabe decir a pocas horas de que un almonteño salte la reja y salga en procesión la Virgen del Rocío entre el más o menos millón de personas que se congrega cada año en la romería de la aldea de Almonte (Huelva), muchas de ellas después de hacer un camino de varios días por veredas rurales llenas de polvo, y este año, lodo, por las lluvias. Lo dice el refrán: sarna con gusto no pica.
Pero más que a peregrinos y romeros -ricachones, terratenientes, simples acomodados o pobres, que de todo hay-, e incluso que al famoseo sección folclórica por las arenas, quería referirme a la presencia de políticos de todo pelaje en el Rocío. Nuestras señorías, incluso las muy laicas e izquierdosas, tienen una extraña querencia a lo religioso, como también demuestran cada Semana Santa. Y no ya concejales o alcaldes de pequeñas poblaciones rurales en las que el caballo, si bien ya como ocio, es una prolongación del sofá; sino gente de relumbrón y prosodia.
La más este año ha sido uno de nuestros personajes favoritos: la inefable ministra de Cultura, Carmen Calvo, que acudió el sábado a la presentación de las hermandades ante la hermandad matriz de Almonte poco antes de que pasara la de su pueblo, Cabra. Allí estaba, según veo en el reportaje gráfico de Juan Carlos Vázquez en Diario de Sevilla, con el traje típico de romera: falda rociera, camisa a juego, gafas de sol al cinto y la vara de mando, dorada o de plata, tan importante en las hermandades andaluzas de lo que sea. A su izquierda, un señor muy serio de traje corto y vara; a su derecha, el consejero andaluz de Agricultura y Pesca, el onubense Isaías Pérez Saldaña, de traje y corbata -o sea, de político- y vara, contento el hombre porque los rocieros han aceptado, aunque de mala gana, dejar encerrados este año a los bueyes ante el riesgo de que se propague la lengua azul que afecta a los rumiantes. Dijo la única -y cito del reportaje de Francisco Correal-: Qué mes de mayo, reconoce la ministra, con el esplendor del Rocío y en Beticos en la final de Copa. "Por muchos compromisos que tenga, el 11 de junio yo estoy en el palco del Vicente Calderón. tengo la camiseta de Joaquín y Lopera siente verdadera adoración por mí". Carmen Calvo, ministra de Cultura de España. Pixie-Dixie.
Otra foto: El inigualable Pedro Pacheco, sin alcaldía ahora, pero con la delegación de Urbanismo, desde la que ha financiado una obra en la Casa Hermandad de Jerez y que ha ido a inaugurar.
Habrá más. Algunos incluso medio escondidos. Por el qué dirán. Votantes, vecinos, acreedores. En tropel por las arenas del laicismo militante. A caballo. Entre dios y el diablo. ¡Y la Iglesia se queja de persecución!
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres