Blogia
SOLLOÍNA

Sartori, Príncipe de Asturias

Sartori, Príncipe de Asturias ""Decía que para encontrar soluciones hay que empezar siempre por la toma de conciencia. Los padres, aunque como padres ya no son gran cosa, se tendrían que asustar de lo que sucederá a sus hijos: cada vez mas almas perdidas, desorientados, anómicos, aburridos, en psicoanálisis, con crisis depresivas y, en definitiva, 'enfermos de vacío'. Y debemos reaccionar con la escuela y en la escuela. La costumbre consiste en llenar las aulas de televisores y procesadores. Y deberíamos en cambio vetarlos. (...) La televisión produce un efecto regresivo en la democracia, debilitando su soporte, y, por tanto, la opinión pública. (...) La premisa común sobre la que se basa de principio a fin (su discurso) es que el primado del ver, el rpimado de la imagen, emprobece el conocer y del mismo modo debilita nuestra capacidad de gestionar la vida en sociedad". Homo videns. La sociedad teledirigida.

Quien así ha escrito, para mi gusto con cierto tremendismo apocalíptico, es el pensador italiano Giovanni Sartori (Florencia, 1924), recién galardonado este mediodía con el Premio Príncipe de Asturias de Ciencias Sociales 2005 en reconocimiento a su trabajo en la elaboración de una teoría de la democracia en la que ha estado siempre presente "su compromiso con las garantías y las libertades de la sociedad abierta" y a su "gran contribución investigadora" al debate contemporáneo de la ciencia política, así como por el "extraordinario prestigio" del que goza su pensamiento en la opinión pública internacional, según el jurado.

Sartori, (sitio personal en italiano), se ha impuesto a candidaturas tan populares como la revista National Geographic o los creadores del buscador de Internet «Google». El intelectual y politólogo está considerado "un clásico de la ciencia política", al decir del filósofo español Manuel Cruz, quien destaca la intención polemizadora de los últimos trabajos de Sartori, entre los que resalta el "Homo videns" citado, en el que critica radicalmente la perniciosa influencia de la televisión y, por ende, de la imagen, en la sociedad, hasta el punto de poner en riesgo a la propia democracia.

Liberal a la vieja usanza, ha sido uno de los mayores críticos de Silvio Berlusconi, al que acusa de mantener un monopolio vergonzoso en el mercado televisivo italiano como propietario directo de tres canales y controlador político de los otros tres públicos desde su condición de primer ministro. Hoy mismo ha dicho que "la propiedad es poder y si el trabajador de un medio sabe que su empleo depende de Berlusconi sigue los criterios que éste desee, aunque no reciba órdenes expresas directamente". Señala la existencia de "una piratería financiera que nos ahoga y propone, para paliar la presencia de los empresarios en los medios de comunicación, "abolir los paraísos fiscales" que les permiten enriquecerse y luego buscar su consolidación con la propiedad de canales de televisión y periódicos.

¿A que dan ganas de votarlo?

(En Infoamérica pueden leerse varios textos de Sartori)
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres