Blogia
SOLLOÍNA

La Mondragón del 11-M

El diario El Mundo se cubre de basura una vez más. Su exclusiva de ayer -"La furgoneta del 11-M tenía una tarjeta del Grupo Mondragón en el salpicadero", decía el titular; "Una tarjeta que apuntaba al ’norte", en el interior- ha quedado ridiculizada en El País de hoy: "La policía halló el 11-M en la Renault Kangoo una cinta de la Orquesta Mondragón". El trámite de confirmación era tan fácil como acudir al listado oficial de los objetos encontrados en la furgoneta: "46) Cintas de radio caset (cinco sin caja, de el Dúo Dinámico, Orquesta Mondragón con anotación manuscrita de "Orquesta Mondragón" y los mejores boleros (manuscrito), Grandes Éxitos del Rock and Roll...", [vía Escolar]. Espero ansioso el agudo análisis de los nuevos popes del periodismo y la inmediata intervención del comando ético de la APM, la FAPE, RsF y otras siglas que velan por el buen hacer profesional.

Porque la sospechosa (in)dolencia se alimenta de la tenebrosa (in)decencia cuando se escribe Grupo Mondragón por Mondragón Corporación Cooperativa, el emporio empresarial vasco surgido del movimiento cooperativista. Para que todo apunte al norte, claro. Un  horizonte que el periódico de Pedro José ha perdido enmarañado en la fraudulenta paranoia de unos agujeros negros que, más que trascendencia política -salvo para el sector canalla del PP-, tiene efectos contables. Lo amarillo vende. Y lo ficticio más. Porque la realidad siempre es más dura. Puede dejar 191 muertos y casi dos mil heridos. Por ejemplo. Y pese a la ceguera de tipos que aún osan llamarse periodistas y que reciben galardones de colegas que cínicamente se atribuyen la defensa del periodismo. Libre, apostillan con vomitivo orgullo.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

T.G. -

Seguramente Popotxo les suministró los explosivos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres