Blogia
SOLLOÍNA

Sé pianista

Dice un popular dicho de la profesión algo así como "No le digas a mi madre que soy periodista, dile que trabajo de pianista en un puti club".

Y sería más rentable. Porque el Informe Anual de la Profesión Periodística, editado por la Asociación de la Prensa de Madrid, es demoledor. Preocupa la precariedad laboral, el intrusismo, los sueldos bajos y la mala imagen social de la profesión. Crispación político-mediática y prensa del corazón dañan la escasa credibilidad que nos queda, al decir de los expertos.

Los jóvenes empujan y las empresas los reconvierte en becarios indefinidos. Nadie sabe muy cómo conjugar futuro sombrío y nuevas tecnologías. Y las facultades de comunicación, o similar, titulan cada año a más chavales que se baten por un contrato en prácticas sin remunerar. Hay más de 17.000 matriculados en Periodismo, según el informe. Una estafa legal a la que no se quiere poner remedio.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres