Blogia
SOLLOÍNA

Peones negros caídos

Lo publica hoy El País. Lo avanzó anoche la Ser.

"La Brigada de Asuntos Internos de la policía ha detenido a cuatro agentes de Madrid por corrupción, así como por simulación de delito y denuncia falsa en relación con un caso de tráfico de explosivos. Los agentes detenidos supuestamente montaron una entrega de Goma 2 ECO por parte de un confidente para que éste lograra beneficios para un familiar. El montaje fue descubierto. A sabiendas de que sus teléfonos estaban pinchados, los policías contactaron con El Mundo, que vinculó ese delito simulado con la teoría conspirativa del 11-M para enmarañar la investigación, según fuentes jurídicas y policiales. (...)

Fuentes policiales y judiciales conocedoras de la investigación indicaron que los policías, a sabiendas de que tenían el teléfono intervenido, contactaron con el diario El Mundo para ofrecerles la historia. Los agentes, según las fuentes consultadas, se prestan a contar el asunto al citado diario, tratan de pactar los tiempos de la publicación y, además, muestran interés en que el caso de los explosivos se vincule con el 11-M".

La teoría conspiratoria no es una religión, pese a las almas cándidas que imploran que "algo debe de haber"; es un entramado de intereses mediáticos-políticos con el objetivo de desestabilizar al Gobierno democrático y cuestionar las investigaciones sobre el mayor atentado terrorista de la historia de España. Con lo fácil que es preguntarle a Acebes. O a Aznar.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres