Blogia
SOLLOÍNA

Güitoma

En el pueblo (Los Palacios y Villafranca por más seña) se suele llamar güitomas a las atracciones de feria. Un término cuyo origen  tenía intrigada a parte de la familia que se dedica a esos menesteres, como refleja el blogroll de "Gratitud". Hace unos meses el marido de una colega -y a pesar, ambos amigos- también se sintió interesado e indagó. Éste fue el intercambio electrónico de pareceres a través de esposa interpuesta: 

ESCRIBIÓ ELLA

 

El Pozo de Sabiduría dice al respecto de los "güitomas"  que se trata de un americanismo procedente, casi con seguridad, de Cuba, y que el único texto literario que conoce en el que se menciona la palabra con este significado es  en un libro (menor, apunta el sabio) de Camilo José Cela titulado "Viaje a Andalucía"  (acotación personal: el libro no solo está descatalogado, sino que

permanece cautivo y desarmado en la casa de mi predecesora en el cargo). Eso sí, dice que ha buscado la palabreja con empeño pero sin éxito porque no aparece  en ningún diccionario de la lengua ni siquiera en el muy reciente diccionario panhispánico de dudas

 

Asegura el colega que en El Pedroso nunca se ha nombrado el asunto de otra forma (¿cómo coño llegaría el americanismo caribeño hasta allí, digo yo?). Asegura que nunca dijeron "los cacharritos" sino los güitomas o las cunitas, y ya se sabe que lo que se dice en el Pedroso va a misa.

 

En fin. Aunque a nadie le interesa e incluso hay cachondeo al respecto, que quede constancia de que en Burgos ir a los cacharritos y la feria en general se dice  "ir a las barracas". Allí ni americanismo ni leches, supongo que el origen está en la pinta de las casetillas en las que en el pasado se ponían los feriantes. O vete a ver, porque son muy raros y en cualquier caso lo mejor es no llevarles la contraria.

 

Ale. Que se sepa.

 

RESPONDÍ YO

 

Muy cierto lo que dice el ilustre Maestro. Aquí, en la capital del Bajo Guadalquivir, se alternan "cacharitos", "cunitas" y "guaitomas" entre los más viejos del lugar. Buscaré el librito del insigne Premio Nobel (a ver si la parienta, la del insigne, lo ha reeditado para cuadrar balances).
 
En cualquier caso, la familia de los güitomas de los Sollo, amplia y prolija como un gitanerío, se rinde a los pies del docto sabio y le agradece las aclaraciones sobre el origen de su denominación.
 
Por cierto. No es de extrañar el origen caribeño y rumbero del término. Yo lo asocio al ritmo de algún cacharito... Imagínatelo en La Habana... "gui-toma" "gui-toma"... Pero a lo que iba. El segundo apellido de mi padre es Castán. Y procede de una familia francesa que llegó a España haciendo el glorioso y sin par número de la Cabra, con su trompeta y todo. De esas, mi abuelo se lío a una linda francesita e inició la no menos gloriosa y sin par saga, que aún rula por las ferias de la Baja Andalucía. Y olé".

Luego he realizado mis propias pesquisas: Nada en ningún diccionario y sólo Google apunta señales. He descubierto que Juan Benet tambió utilizó el término en un artículo dedicado a García Hortelano, Juan en Hyderabad: "Cuando al fin eché pie a tierra en Charminar tuve la misma impresión infantil después de una vuelta en el tiovivo, el güitoma o la montaña rusa".

 

En otras zonas de las Españas también se utiliza esta palabra para referirse a atracciones de feria. E incluso en algún municipio, como Moraleja de Enmedio (Madrid), es sinónimo de "sillas voladoras". La vida. Ése es uno de los primeros aparatos que tuvo mi abuelo Manolo y con él aparece en la película "Cabriola", protagonizada por Marisol y dirigida por Mel Ferrer en la Feria de Sevilla de 1965.

Lo que dice algún primo, una familia de artistas. 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres