Blogia
SOLLOÍNA

La vida, según Belmonte

"Uno conserva, a pesar del amargo y exacto sentido de la vida que le ha hecho tener su origen, una vena sentimental, un hilillo soterrado de linfa romántica, que le hace caer alguna vez en sabrosas y torpes debilidades".

"Soy poco supersticioso, pero el hombre más equilibrado y sensato, cuando se ve en el trance de jugarse lo que más le importa en un albur como el de la lidia de un toro, albur en el que hay que contar con elementos tan ajenos a él, a su valor, su inteligencia y su voluntad, cae fatalmente en esas naderías de la susperstición, que son como asideros que la inteligencia quiere poner a lo ininteligible".

"Se torea y se entusiasma a los públicos del mismo modo que se ama y se enamora, por virtud de una secreta fuente de energía espiritual que, a mi entender tiene allá, en el hondo del ser, el mismo origen. Cuando este oculto venero está seco, es in´´util esforzarse. La voluntad no puede nada. No se enamora uno a voluntad ni a voluntad torea".

"El estilo es también el toreo. (...) Se torea como se es".


Juan Belmonte, matador de toros, de Manuel Chaves Nogales (Ed. Libros del Asteroide)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Álvaro -

Coño, qué casualidad. El otro día tuve entre las manos el libro (el mismo, misma editorial) y no me lo compré porque no llevaba dinero. Lo haré esta semana. Llevo un mes diciéndolo. Hay que leer a Chaves Nogales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres