Blogia
SOLLOÍNA

Poveda, mistela pura

Poveda, mistela pura

No soy muy aficionado al flamenco y entiendo lo justito. Pero Miguel Poveda actuó la noche del jueves en el Festival de la Mistela de Los Palacios y Villafranca y no lo sacamos a hombros porque estos tiempos son otros y esas cosas no se hacen en un teatro tan coqueto y apañao.

Porque Poveda encendió su Lámpara Minera, la que consiguió en La Unión en 1993, y trituró cada palo en su poderosa garganta para dibujar profundas sensaciones en esa parte del cerebro que nos emociona y que nos reconcilia con la especie. 

Generoso en el homenaje, recordó a Antonio Mairena, hizo un guiño a Camarón, reclamó el sitio de la copla y su poeta Rafael de León, cantó a las uvas negras de Los Palacios y se fue con unas sevillanas que llevó a algunos a salir de la sala taconeando.

Y entre todo eso, la guitarra de Juan Carlos Romero, el jaleo de los acompañantes y, sobre todo, la voz, la voz inconmensurable de un niño badalonés que atiende por Miguel Poveda.

(Foto MJD)

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres