Blogia
SOLLOÍNA

Maragall trabucaire

No ha sido esta vez un pepero trabucaire y malhablado, sino el mismísimo compañero Maragall, socialista con poderes en Cataluña, quien ha denunciado la Andalucía subsidiada y ha defendido la necesidad de limitar las solidaridades patrióticas. Tiembla la Prensa local y afilan sus adjetivos los columnistas, de derecha e izquierda, que hablamos de la pela. Los políticos del PSOE apelan al consenso de todos para pactar cambios en la financiación autonómica.
El Diario de Cádiz, del Grupo Joly, no tiene dudas del pulso entre dos de los máximos dirigentes del PSOE de Zapatero. Tampoco es el primero, pero los nervios afloran a medida que se van concretando los detalles y las propuestas en torno a los nuevos Estatutos de Autonomía y el reparto de los dineros. Como es habitual a la pugna inicial por el poder le sucede la pelea por la hucha, el cerdito que guarda, celoso, Solbes.
Desde la Junta de Andalucía se quiere mantener no sé si la compostura o la esperanza. El consejero de Presidencia, Gaspar Zarrías, confía en un acuerdo tripartito Zapatero-Maragall-Chaves. Claro que unos y otros corren el riesgo de Aznar: Tanto presumir en Europa de desarrollo, de progreso, de locomotora, de superávit, que los alemanes ya no quieren soltar más fondos. Aquí pasa algo similar. Maldita contradicción.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres