Blogia
SOLLOÍNA

El Manifiesto de la Nacionalidad, 1919

Jugar con la historia tiene estos riesgos. El consensuado nuevo Estatuto de Autonomía andaluz apela al "Manifiesto de la Nacionalidad" elaborado en Córdoba por los históricos del andalucismo en 1919, para justificar la inclusión del término "realidad nacional" en el Preámbulo de la nueva norma. Pero ese documento, tan querido a los nacionalistas locales, es una proclama identitaria que aspira a la irreal Al Andalus y no duda en aventar ansias separatistas. Su referencia en la ley fundamental de Andalucía, casi un siglo después, sólo desenmascara una vez más la ignorancia de nuestros políticos, perdidos en los malabares de un vacuo consenso. No he podido encontrar el documento original, pero he aquí algunas de sus propuestas reproducidas por diversos medios estos días:

El Manifiesto aboga por la creación de una "Federación Hispánica" y por la integración de una Andalucía "libre" en lo que llama "los Estados Unidos de España". Pide a los "Poderes Centrales" de Madrid que Andalucía se constituya en una "Democracia autónoma' y se arrogue "una soberanía igual en la intensidad a la solicitada por la Mancomunidad catalana".

“Andalucía no es un pueblo de locos y de imbéciles capacitados. Su incapacidad no es más que el yugo caciquil a la que la oligarquía de Madrid la somete, impidiéndole pensar en una capacidad que no habría de poder ejercer bajo el yugo del cacique que Madrid le impone". Exige a los ciudadanos andaluces que defiendan "la abolición de los poderes centralistas" con el fin de "aspirar a una renovación integral de la vida española". "Desgárrese también la vieja España. Seamos fuerzas impetuosas" en el empeño de abolir "con escarnio" los "Poderes Centralistas depredadores". "Declarémonos separatistas de este Estado", sostenido por "regímenes arcaicos y feudales en todos los órdenes de la Administración".

"Estamos fundidos con aquella expresión de la Asamblea Regionalista de Ronda que proclamó a Andalucía como una realidad nacional, como una patria (grupo humano que siente las mismas necesidades y ha de trabajar para satisfacerlas en común), como una patria viva en nuestras conciencias". Y concluye: "Tomaos vuestra propia libertad, acordar las medidas de vuestra propia redención y sed el pueblo más eficiente de los Estados Unidos de España. Sea vuestro grito de combate y victoria: ¡Por Andalucía, por España y la Humanidad!". 

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres