Blogia
SOLLOÍNA

Tercer Mundo

* Siete obreros muertos y cinco heridos graves, dos en estado crítico, al arder su vestuario. El local, ubicado en el bajo de un edificio habitado por seis familias, almacenaba combustible y maquinaria.

* Dos mujeres muertas y seis heridos graves, entre ellos dos niños, en una explosión de gas ocurrida en una vivienda de Getafe (Madrid). Hay 44 familias desalojadas y 85 pisos dañados.

Ahora todos corren a investigar. A relacionar causas y efectos. A indagar en la dejadez de algún incauto, en la ineficacia de algún incompetente. Ahora que se acumulan en los tanatorios los muertos y los llantos y el dolor por la desgracia. Lo mismo hasta encuentran a un responsable. Pero no serán ellos, los encargados de las inspecciones, de la prevención, de hacer cumplir las normas: las laborales, las de seguridad, las de control. No serán sus jefes tampoco. Será aquel que más lejos esté de cerrar la cuenta de resultados, el balance anual en el que reflejarán las nuevas inversiones para que no vuelvan a ocurrir sucesos de esta magnitud. Lo contarán en rueda de prensa, ante decenas de micrófonos y mayoría de leves becarios. Gozarán de titulares, promesas: sana publicidad para enjugar el maltrago. Incluso habrá algún editorial comedido o airado, según las relaciones con el munícipe o la empresa de turno. Y hasta la próxima.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres