Blogia
SOLLOÍNA

Escudos falsos como facturas

Escudos falsos como facturas El alcalde de Sevilla, el socalista Alfredo Sánchez Monteseirín, cada vez se parece más a Nerón. La ciudad arde y el toca el arpa en la Casa Consistorial. Por ahora no le salen las cuentas ni las portadas de Feria.
El caso de las facturas falsas le golpea con fuerza y en el PSOE sevillano y andaluz comienzan a temblar después de que la fiscalía de Sevilla haya imputado a cinco personas: el ex concejal socialista responsable del distrito Macarena, José Antonio García; el ex director de Área y ex secretario del mismo distrito, José Marín; el empleado municipal del mismo distrito Manuel Portela; el empresario José Pardo y un socio de éste, Jesús Barrera Cienfuegos. El Ministerio Público ha encontrado indicios racionales de presuntos delitos continuados de falsedad en documento oficial y malversación de caudales públicos. El alcalde cede al fin y crea una comisión de investigación y rechaza que se trate de un caso de corrupción política. La oposición no se lo cree. Exige que la comisión sea abierta y que Sánchez Monteserín comparezca.
Por si no hubiese bastante tensión municipal, ABC de Sevilla ha desvelado la participación de personal del Ayuntamiento en la colocación irregular de un escudo del Betis en la capa de la imagen de San Fernando que figuraba en la portada de la pasada Feria, que estaba dedicada al centenario del Sevilla Fútbol Club. Se trata del mismísimo jefe de área de la Delegación de Fiestas Mayores, Rafael Carretero, (en la foto de ABC que demuestra su participación), que actuó con Ramón Bullón, jefe del equipo técnico de la empresa Ferrovial, adjudicataria del montaje de la portada. El diario apunta a que el concejal de Fiestas Mayores, Gonzalo Crespo, ha abierto una investigación para esclarecer el incidente. En una ciudad de histórico cainismo, el caso viene siendo objeto de chanza y mofa por parte verdiblanca hasta el punto de que el presidente bético, Ruiz de Lopera, ha llegado a decir que podría invitar a los autores de la osadía a realizar el saque de honor en el próximo derby de dentro de unas semanas. El Sevilla expresa su malestar y estudia pedir al Ayuntamiento la apertura de una investigación oficial, mientras hay quien piensa ya a dos años vista, cuando sea la portada del centenario del Betis.
Lo lamentable es que sólo en esta tierra puede uno explicarse que un alto cargo municipal y un ejecutivo de una gran empresa privada dediquen su tiempo -¿libre?- a actuaciones irregulares para terminar implicados en algo tan chusco y desvergonzado, que sólo ha servido, una vez más, para que toda España se ría de (no con) la guasa sevillana. Cabe confiar en que el alcalde, bético también, no esté relacionado con el asunto y adopte alguna decisión. Porque Monteseirín ha demostrado que controlaba tan poco a su jefe de Festejos como a su personal del Distrito Macarena. ¿O no?
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres