Blogia
SOLLOÍNA

Londres, 7-J

Londres, 7-J Lo que iba a ser una festiva jornada olímpica en Londres se ha convertido en un escenario de terror. Otra vez la maldita destrucción, el tremendo dolor de vecinos anónimos que acuden a sus labores, el quebranto de la vida.

No conozco la ciudad; llevo dos años suspendiendo el viaje por diversos motivos. Ahora trataré de ir lo antes posible. Porque el terror, en cualquiera de sus formas, no puede amedrentarnos. Por eso la reacción más esperanzadora, tras la heroicidad anónima de las gentes, es la de España el 11-M, no la de Estados Unidos el 11-S.

La flor de Blair ha recibido una terrible y cruel sacudida, tras su victoria electoral, su liderazgo europeo frente al eje franco-alemán y el regalo de los Juegos 2012. Pero no es tiempo de análisis, sino de solidaridad.

Hoy todos estamos en Trafalgar Square.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres