Blogia
SOLLOÍNA

Las fronteras de los reporteros

"La Sección Española de RSF [Reporteros sin Fronteras] manifiesta inequívocamente que no participa en iniciativa alguna de apoyo o amparo relacionada con partidos políticos españoles y sobre empresas de comunicación españolas, tanto por el carácter plural y ampliamente representativo de la composición de la propia Organización como por la aplicación del criterio general de las ONG de no intervenir en asuntos internos del país donde tienen la sede social". Es parte del comunicado difundido por la presidenta de RSF, María Dolores Masana, en el que rechaza la presencia de la representante del Secretariado Internacional de RSF, Annabelle Arqui, en la rueda de prensa convocada en Bruselas el martes por el eurodiputado del PP europeo Luis Herrero para presentar una denuncia contra el Consejo Audiovisual de Cataluña. El País informa de que Masana, una vicepresidenta y seis vocales de su junta directiva han presentado la dimisión.

La sección española de RSF ha convocado una junta extraordinaria para el lunes, día 30, a la que acudirá el secretario general de la organización, Robert Ménard, quien ya ha remitido una carta a la Generalitat criticando la Ley de lo Audiovisual de Cataluña, sobre la que ha dicho: "Este tipo de leyes son un golpe bajo a la libertad de expresión, tanto si se aprueban en Cataluña, como en Navarra o en otra parte. Por lo que se refiere a nuestra participación en la conferencia de prensa de Bruselas en ningún caso se trató de apoyar a tal o cual participante, sino de aprovechar la ocasión para hacer oír nuestra postura". No es la primera vez que dirigentes de esta organización intervienen en España, bajo el paraguas de sus siglas, en un debate político o profesional. Fue el caso del antecesor de Masana, Fernando Castelló, cuando rechazó con dureza en un artículo en El País el Estatuto de la Profesión Periodística que debate el Congreso de los Diputados.

Parece que el Parlamento Europeo ha sido más prudente y ha paralizado la denuncia de la COPE, también impulsada por el eurodiputado popular y ex periodista de la cadena de los obispos, Luis Herrero, junto a otros redactores y comunicadores, contra el Consejo Audiovisual de Cataluña, por el informe en el que desnudaba la manipulación y las posiciones ultras de la emisora, y la posibilidad de que propusiera sanciones por incumplir preceptos como la veracidad y la pluralidad. Atribuciones sin duda cuestionables, pero que han de ser debatidas lejos del actual ambiente de crispación interesada, en el que Reporteros sin Fronteras no debe intervenir como valedor de parte.  

Concluyamos con la cita de Juan Varela: "Y entonces no se oye nada más. Es un cuento contado por un idiota, lleno de ruido y furia. Y no significa nada. Las palabras de Macbeth vuelven a ilustrar la deriva del periodismo y el pensamiento en tiempos de caos. No aportan luz a los ciudadanos. Y entonces no significan ni importan nada".

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres