Blogia
SOLLOÍNA

Prensa amenazada

El Día Mundial de la Libertad de Prensa, que se conmemoró ayer, 3 de mayo, volvió a recordarnos lo difícil que es ejercer el periodismo en gran parte del mundo.

El informe anual de Reporteros sin Fronteras denuncia la impotencia, la apatía y la duplicidad de los “defensores oficiales” de la libertad de expresión: “La cobardía de algunos Estados occidentales y grandes instituciones internacionales perjudica a la libertad de expresión”, escribe Robert Ménard, secretario general de la organización, en el prefacio del documento. “Resulta preocupante la falta de determinación de las democracias para defender los valores que se supone tendrían que encarnar”.

Reporteros sin Fronteras también ha señalado a "los predadores de la libertad de prensa". Son esos hombres y mujeres que atacan directamente a los periodistas, o que ordenan a sus subordinados que lo hagan. La mayoría son responsables políticos de alto nivel (jefes de Estado, jefes de gobierno, ministros, monarcas, etc.), pero también pueden ser jefes de milicias, de grupos armados e incluso de carteles de la droga. Generalmente no tienen que rendir cuentas a nadie por los graves atentados a la libertad de expresión que cometen. Esa impunidad es una de las mayores amenazas que hoy pesan sobre los profesionales de los medios de comunicación. Aquí están sus retratos.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres