Blogia
SOLLOÍNA

Locos

Roberto Macías es un enfermo mental de 36 años que cada día acude al Taller Ocupacional "La Amistad", de LPyV. Llegó al pueblo en 2000, tras una vida entre su Coronil natal y el poblado de Marismillas, donde residió veinte años en una familia de cinco hermanos. La vida fue muy dura en esos núcleos rurales del Bajo Guadalquivir: había que sacarle al salitre de la marisma todo su jugo para sobrevivir.

En el taller, Roberto, un tipo introvertido y austero, ha conseguido autonomía personal y cierta capacidad de relación con su entorno. Cuando se aísla acude al heavy metal y al aprendizaje autodidacta de idiomas como el francés, el ruso o el sánscrito. Pero sobre todo, a la poesía. Con motivo del Día Mundial de la Salud Mental, la delegación municipal de Sanidad le ha publicado su primer libro, "Desde el corazón", en el que Roberto juega y sufre con el amor, la memoria y el olvido.

"Si no me quieres, / me querrán tus recuerdos"

"No hay peor olvido / que no querer recordar, / pues no hay peor castigo / que no poder olvidar"

"No es de razón / hablar a ciegas, / pues es palabra sin voz / que sin verdad navega"

Otro usuario del taller, como les gusta llamarlos a las monitoras -tan políticamente correctas-, Miguel Cuevas, pensionista y padre, expone sus fotografías en la Casa de la Cultura. Desde los viejos negativos a la tecnología digital, este hombre ha captado la esencia de estos campos: cultivos, caballos, cortijos, artesanos en extinción... Orfebrería de colores, surcos pincelados.

Alguien ha dispuesto que hoy sea el día de su enfermedad. Desconozco el diagnóstico. Pero en esa frontera difusa, estos locos parecen muy cuerdos. Más aún si los confrontamos con los expertos bursátiles y los protagonistas de las páginas de los diarios.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres