Blogia
SOLLOÍNA

Laicidad cofrade

El ministro del Interior, José Antonio Alonso, a los pies del paso de la Virgen de la Paz, en Sevilla. (Aparece la foto en la portada de El Mundo Andalucía de ayer). Cierta mala uva en el titular y en la nota. Ocho años después vuelven los ministros socialistas a la Semana Santa. Bastaba sólo la imagen. El progresista ministro Alonso realiza una ofrenda floral y una llamada ante la imagen. El drama de la derecha clerical sin argumentación. El laicismo reclamado/impulsado a/por Zapatero sin más sustento que otro encargo a los sabios: El Estatuto de Laicidad, que La Razón lleva al imposible conjuro de la radicalidad con meras suposiciones y que "Pecado original" (Tele 5) rebota y multiplica en otra de las venganzas de esos mediáticos ciudadanos italianos (ZP dixit), dueños de los rayos catódicos de más audiencia. La Iglesia española muestra su poder en la calle y su habilidad en la democracia interna. Ya no hay persecución, sólo procesiones a paso de tambores y cornetas. Blázquez moderado incluso con los homosexuales. Ministros junto al altar, películas de romanos y cristos, más en públicas que en privadas. La Andalucía de la Segunda Modernización. De túnica y capirote, ensimismada de saetas y rezos. Los laicos de la estética y de la playa, que van a colegios públicos a predicar la buena nueva del agnosticismo. La laicidad ciudadana y afrancesada de los votos en la peana del paso, como ofrenda. Esperando el estatuto de los sabios. Que, por supuesto, no van a prohibir los pasos de Semana Santa, por más que los clericales quieran como perfecta excusa para su cruzada. Aunque igual habría que probar un año. Allésanfandelapatrí.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres