Blogia
SOLLOÍNA

Intenciones

Al hilo del comentario anterior, pienso que el señor juez deja el periodismo a merced de las intenciones de los profesionales, sujeto a su "diligencia y buena fe".

Y ya escribió hace un par de días Arcadi Espada con razón que "Los libros de estilo de los medios deberían llevar una sentencia que prohibiera tajantemente las intenciones. Hay pocas vías de agua más peligrosas para el crédito de un medio. Pero, en justa correspondencia, despierta grandes apetencias entre los políticos. Exhibidas en los medios, las intenciones son siempre un camino de ida y vuelta: contenta a los que estén a favor de tomarlas (¡por fin van a hacerlo!); pero también a los que se resisten (bueno..., al fin y al cabo sólo es una intención)".

Actualización 20.36 h.

Intenciones, diligencia, buena fe... ¿Y los hechos? Nada dice el juez de la materia prima de la información. Parece que da igual que los hechos narrados sean ciertos o  no, vale con el ordinario trasteo de las opiniones/suposiciones. Supositorios de actualidad, al calor del recto.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres