Blogia
SOLLOÍNA

Eterno retorno

Habrá nietzschianos que no me perdonen la expresión. Pero el mundo anda desquiciado en demasía. Repaso de última hora a los ediciones digitales de la Prensa y son muros de lamentaciones, cimas de eufemismos que ni siquieran amortiguan la realidad; con suerte, la inventan.

Tenemos otro submarino nuclear británico, el 'HMS Sceptre', atracado en Gibraltar con una "avería en el sistema de refrigeración del motor diésel que no afecta al reactor". Los niveles de radiactividad en la zona son normales, según la Armada española. Menos mal, yo vivo a unos 200 kilómetros.

La ONU abre un proceso disciplinario al director de su programa humanitario, Benon Sevan, por presuntas irregularidades en la gestión del plan 'Petróleo por Alimentos' para Irak, especialmente en la manera de adjudicar contratos. Incurrió en un "grave conflicto de intereses", según concluye el informe del comité independiente que le ha investigado.

El Rey asegura que "todo el pueblo español" apoya a la candidatura olímpica de Madrid 2012. Javier Marías debería escribir otro artículo, si ha salido del último socavón de la nueva obra municipal. Por menos llamaron a un alcalde de Sevilla Manuel del Bache.

También hay consenso entre PSOE y PP en el referéndum sobre la Constitución Europea. Rajoy abre la campaña por el sí diciendo que Zapatero se bajó los pantalones en Niza. La derecha intelectual parece movilizarse por el no con la intención de desgastar al Gobierno.

Y Chaves camino de Cuba, sin desvelar si se verá con Fidel, quien de paso ha advertido a la Unión Europea que ni a él ni a su país se le perdona la vida a cambio de nada. Cuba, España y yo somos así, señora.

Ay, será que en el dentista, esta tarde, he visto la sombra del doctor Mengele.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

El apóstata -

Cabe recordar, querido amigo,, que como Heráclito, Sócrates, Kant o hegel, Nietzsche no es un filósofo de época, sino de todos los tiempos. Su huella parece, tal como intuyes, en el rizoma de la realidad que nos ha tocado en suerte.
Precisamente leo en estos días un libro de Gonzalo Sobejano, "Nietzsche en España", que deja a las claras una mefítica influencia entre los intelectuales hispánidas, no sólo de derechas, sino a los que todavía entablan disputas entre ciencia y teología.
El español siempre miró a N. como un pensador peligroso, una especie de Prestige, o Tireless, o un boliden jodedor de la mansedumbre de la madre nature. Cuando Zaratustra decide tomar puerto en nuestras aguas, lo hace con el peligro advertido de los cultos milenarios, no del pensamiento actual.
Pero curiosamente, la revita catalana JOVENTUT (1900-1906) se ofrecía llena de influencias europeas, contando entre sus preferidos a Wagner y Nietzsche. ^Pompeyo Gener cuenta en uno de los números cómo N. es la figura decisiva al proclamar un tipoo de ser humano superior : "que ben bé ja sembla un Déu sobre la Terra" -dixit-.
Maragall e Ibarretxe palidecían entonces en el limbo.
Los idearios, casi siempre son así.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres