Blogia
SOLLOÍNA

Magos

El País publicó ayer, en exclusiva -je je je-, un avance del dictamen del comité de sabios designado por el Gobierno para diseñar el futuro de RTVE. Era previsible desde que la directora general del Ente, Carmen Caffarel, anunciara que el dictamen estaba casi listo; la filtración, digo, al Pa(radigma), en otro gesto gubernamental de respeto a las normas básicas del periodismo de investigación. O: chica, que el mensajero lleve este sobre. O: nos tomamos un café y te lo cuento. Porque hay sabios que forman parte de ese intelectual colectivo -como dijo el filósofo Aranguren- que se expresa en las páginas de Polanco. Vean la alineación: Fernando Savater, Victoria Camps, Emilio Lledó -que hasta el nombramiento no tenía tele, y presumía de ello- Miguel Ángel Arnedo, Fernando González Urbaneja y Enrique Bustamante. (No se admiten apuestas, ni siquiera sobre la secretaria de quien pudo ser).
El caso, también, es que ya tenemos parto, y la verdad, cualquier avezado sindicalista de la Casa hubiese llegado a las mismas conclusiones sin necesidad de examinar "centenares de documentos", como dice la información. No parecía que la socialdemocracia se fuera a atrever -ni yo lo quería, por razones obvias y de las otras- a hacer lo que no hizo el liberal de Rato en ocho años de Gobierno: privatizar el oscuro objeto de deseo. Que el Estado subvencione el 50 % del presupuesto de RTVE; que se reduzca la publi; que se limpie la deuda; que se mantengan las cadenas actuales; que se apueste por un modelo más ágil y menos burocratizado; que se aprovechen las sinergias de los centros territoriales. Chapeau. Hasta a mí se me pueden ocurrir un par de obviedades más. Incluso la de reclamar responsabilidades a los endeudadores: que aquí el personal se va siempre de rositas y bien situado. Pero, ojo, la nota en exclusiva asegura que "en algunos aspectos claves de la reforma no hay consenso entre los cinco miembros del comité". Sabios y con fisuras. A ver si el scoop va a ser menos scoop. O alguien quiere vender la joya de la Corona. Y otro alguien aspira a apropiársela.
Mientras lo descubrimos, en el mismo periódico -de ayer-, 34 páginas después, te encuentras este titular: "La Primera de TVE pierde en un año 3,6 puntos de audiencia". Queda por detrás de Tele 5 y Antena 3 en enero, y salvo "Cuéntame cómo pasó" no gana un prime time, que dicen los cursis del medio. Hasta el Telediario de Lorenzo Milá ha perdido el liderazgo en favor de Matías Prats. Claro que la cadena pública lidera la franja de entre las 2.30 de la madrugada y las 7.00 de la mañana. El insomnio de Los Lunnis, acaso. Porque Urdaci ya ha terminado el libro y está de promoción por radios y televisiones. Sabio puede que no, pero mago...
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Anónimo -

pa mi que fue o er bustamante o er bisbal
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres