Blogia
SOLLOÍNA

Un Tedax en papel

¿Qué habrá pensado este hombre, un artificiero de los TEDAX con 12 años de experiencia y 43 de edad, soltero, que el 12 de marzo de 2004 desactivó a mano una de las mochilas bomba utilizadas en el atentado del 11-M, al leer ayer sus primeras entrevistas no a cualquiera sino a los dos periódicos de referencia de España?. Este hombre, al que supongo equilibrado y con un temple sobrenatural, que ha salvado muchas vidas y ha contribuido como nadie a esclarecer los entresijos de la mayor matanza terrorista de nuestra historia, ha debido de sudar frío al comprobar la dinamita que puede destilar la manipulación de un titular. Palabras al fin, y no explosiones, le habrán dicho como premio de consolación.
El Mun(dial) se lanza por la pendiente de las cuentas políticas y eleva a categoría demostrada las honradas suposiciones/deducciones del valiente Tedax. Lo llevó a cuatro columnas, en portada y de la mano lo deja colgado del precipicio de un editorial estilo souflé de Maragall (de los que se pueden hundir). Un texto en el que -finta fintando- su autor concluye que el PP hace bien en desvincularse del documento que respaldan los demás grupos del Congreso ante el aniversario del 11-M. El inefable Zaplana se sube hoy al volandero de Pedro José para exigir que siga la comisión investigadora sobre la torticera interpretación de las palabras del artificiero.
La sobriedad de El Pa(radigma), en la página 20, discreto, no le impide barrer para casa con la machacona insistencia de lo obvio: que no hay vinculación de ETA con el atentado islamista, y la insinuada responsabilidad del Gobierno y su pésima gestión de los hechos.
Imagino que Pedro, "a secas" -como se refiere a él El Mun(dial)-, no habrá superado el estupor de leer lo que se ha publicado y seguirá preguntándose de por vida si efectivamente él dijo lo que dicen que dijo. Vive dios.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres