Blogia
SOLLOÍNA

Citas arriesgadas

Citas arriesgadas Hace un par de días reproduje aquí un texto, ¿Se debe permitir el matrimonio entre católicos?, que me remitió un colega por email. Le nombré como responsable del envío y atribuí el atexto a autor anónimo -"que yo sepa", añadía pudoroso-. Quiero decir que, salvo error u omisión presurosa, siempre trato de citar las fuentes de las que tomo datos e informaciones. Deformación profesional tras años de insistir a los becarios de la redacción -y procurar cumplir yo mismo- que es imprescincible dejar claro quien dice qué en cada noticia, sobre todo ante el avasallamiento del periodismo declarativo. Deformación acentuada con los trabajos y lecturas del Doctorado (asombra la de libros de citas que hay en el mercado universitario).

Pues bien, el artículo referido -el de los matrimonios católicos- tiene padre, como suele ocurrir. Es Psicobyte, el autor del blog Psicofonías . (En la foto). El caso -y el éxito- ha ido más lejos. Vía Escolar me entero de que un columnista del periódico "La Verdad de Murcia", Javier Marín Ceballos, ha plagiado párrafos completos del texto. La comparativa la hace el propio autor en este post, en el que Psicobyte también realiza interesantes reflexiones sobre "Licencias y copias" y "Blogeros y periodistas".

"A ver si nos enteramos: Si tú eres un periodista y no te apetece currarte un artículo, estás autorizado a copiar uno mío, colarselo a tu jefe, y cobrar por ello. Pero, por lo menos, avisa de que es mío, y permíteme disfrutar del orgullo del autor y alguna que otra palmadita en el hombro. Porque, ya que he liberado completamente los derechos de explotación, respeta al menos mis derechos de autor".

"Parece que hay una especie de idea difusa entre los autores "tradicionales" de que los que publicamos en Internet somos algún tipo de 'categoría inferior' por el simple hecho de hacerlo, y que no meremos el mínimo respeto que merecen ellos. Si el tal Javier Marín Ceballos hubiese hecho esto mismo con un artículo de otro periodista, escritor o similar, se habría liado una trifulca de cuidado, se le habría dado un montón de publicidad, y se le habría obligado a pedir disculpas por escrito".

Todo se enreda más. Escolar añade a su post inicial el comentario de Jam Albarracín, amigo suyo y compañero de Javier Marín Ceballos, el presunto plagiador, en La Verdad de Murcia, que aclara: "Bien, pues mi amigo Javier Marín Ceballos me dice -y yo le creo al 100%- que el texto de Psicobyte le llegó a través de un e-mail de un amigo. Que a su vez le había llegado en otra (habitual) cadena de mails. Javier le llamó. Le venía bien para una columna que estaba redactando y le gustó mucho. Le pidió permiso para utilizar varias frases. El primero le contestó que no era el autor, que le había llegado, sin firmar, en una cadena de emails. De modo que Javier utilizó algunas frases. Enviadas al diario en cursiva, por más que el libro de estilo del diario, enemigo de esta tipografía, decidió suprimirla".

La vida misma. Ya ven cómo los caminos de dios no sólo conducen a manifestaciones, a pesar de los obispos. Y al fin, los católicos pueden casarse incluso entre ellos. Como los blogeros, los periodistas, los informáticos y los homosexuales.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres