Blogia
SOLLOÍNA

La huida

Ha sido una semana dura, triste, tortuosa -del grave accidente de unos compañeros a los misterios de la cardiología y la alergología y sus empatías, obviando otras cuestiones más triviales pero también dolorosas, cuyo silencio algún colega me ha reprochado con humor-.

Siete días como siete zarpazos. Así que me largo a la playa, bajo el paraguas de Jorge Drexler:

"Estás conmigo / estamos cantando a la sombra de nuestra parra / una canción que dice que uno sólo conserva lo que no amarra / y sin tenerte, te tengo a vos y tengo a mi guitarra / hay tantas cosas / yo sólo preciso dos:/ mi guitarra y vos / mi guitarra y vos".

Os dejo, pues, con la manifestación contra el matrimonio homesexual y los 500.000 hijos de San Luis que amenazan con rescatarnos del infierno; con las elecciones gallegas y la esperanza de que cuando regrese el domingo el dinosaurio ya no esté allí; con el mercantilismo europeo que fortalece todos los noes. Y ya que voy a Rota, espero que los vecinos del Cádiz suban a la primera división de fútbol después de 28 años.

Lo canta Jorgito:

"Sobre todo creo que
no todo está perdido
Tanta lágrima, tanta lágrima
y yo, soy un vaso vacío.

En esta orilla del mundo
lo que no es presa es baldío
Creo que he visto una luz
al otro lado del río".

... Allá voy.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres