Blogia
SOLLOÍNA

Panorama

Yo también me pregunto cómo es posible que Katrina haya dejado al aire las verguenzas de la superpotencia mundial y la calamidad histórica de tanto neoliberal conservador.

Que la economía resista las dentelladas del petroleo, que aún así nos empobrece y embrutece (por las ganas de incendiar la gasolinera, entre otros motivos). Y que este calzón chino padezca las imposiciones estatalistas de la muy liberal Comisión Europea, que también subvenciona a los algodoneros para impedir el libre comercio con los productores africanos. (Mientras, Penélope controla el mercado).

Que Zapatero aún viaje de la financiación sanitaria al cupo vasco con Solbes de cajero mientras el tripartito catalán teje y desteje un estatut todavía imposible. (La paradoja de abogar por la reducción del consumo de alcohol y tabaco que a la vez suponen ingresos que permiten pagar la sanidad, oh excelso presidente).

A mi también me asombra que los recursos de TVE para recuperar audiencia sean Pepe Navarro y Jesús Quintero. (De Wyoming a Missisipí, un descenso por los rápidos).

Que la Cuatro de Polanco haya de tirar del prestigio de Iñaki Gabilondo para levantar unos informativos creíbles. (¿Qué hará don Jesús con el fútbol y la porno?). Y, lo que es peor, me deje sin radio matinal, mientras sus competidores, de Jiménez Losantos a Del Olmo, ansían repartirse los despojos de la audiencia.

Que los derechistas y amenos telediarios de Antena 3, con Matías Prats al frente, lideren las audiencias por encima de los más plurales, pero más insulsos, por institucionales casi siempre, telediarios de La Primera. (Ventajas de acaparar al cabreado electorado popular, campechano Milá posdimisión).

Que vengan los socialistas del consejo de administración del Ente a pedir unos informativos con garra y creatividad como cínica recomendación a Llorente el Bonachón cuando se deja zozobrar el barco len ta men te, sin medios ni futuro.

Que gran parte del mundo mediático empresarial se despelleje por lanzar periódicos gratuitos -y la otra parte calcule las consecuencias en pérdidas- si las papeleras de Sevilla están llenas de ellos.

Que el Parlamento andaluz apruebe una propuesta contra la precariedad laboral de los periodistas y ningún Gobierno haya movido un dedo en años para acabar con la vil explotación de los profesionales bajo el dominio de empresarios que se cobijan bajo la proclama de las libertades de expresión y mercado.

Confiemos en que el puente resista.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

Ed Crane -

"Que gran parte del mundo mediático empresarial se despelleje por lanzar periódicos gratuitos -y la otra parte calcule las consecuencias en pérdidas- si las papeleras de Sevilla están llenas de ellos."

El problema de los periódicos gratuitos en Sevilla es que no es que los leas si quieres, sino que en cuanto te bajas del autobús en los Juzgados, ya tienes tres periódicos en la mano. Así es normal que estén en la papelera, ¿no? Hay gente que no quiere leerlos.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres