Blogia
SOLLOÍNA

Libertades militares

Hay quien sitúa el caso del teniente general Mena Aguado en le ámbito de la libertad de expresión.

No me importaría que el señor Mena Aguado dijera cuanto le viniese en gana sobre el Estatuto catalán, la Constitución o cualquier otro tema de debate político si no tuviese el mando de la Fuerza Terrestre, un Ejército de 40.000 militares repartidos por toda España. La libre opinión del teniente general Mena Aguado y de otros con su mismo empleo siempre arrastra un tintineo de sable que amedrenta y coarta la expresión libre de los civiles desarmados. Por fortuna, el señor Mena Aguado puede presentarse a las elecciones o editar un blog o ambas cosas. A partir del viernes, una vez pase a la reserva.  

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres