Blogia
SOLLOÍNA

Los elegidos de la Junta

Los elegidos de la Junta
El Consejo de Gobierno de la Junta de Andalucía ha acordado hoy conceder las distinciones de Hijos Predilectos de Andalucía y las Medallas de Andalucía a las siguientes personalidades:

Hijos Predilectos
Cayetana Fitz-James Stuart, Duquesa de Alba 
Carlos Edmundo de Ory, poeta 

Medallas de Andalucía
Isabel Arcos Dabrio, empresaria 
Soledad Becerril Bustamante, política 
David Bisbal, cantante 
Fermín Cacho, deportista 
José Cuenca Anaya, diplomático 
Antonio Fernández Díaz, Fosforito, cantaor 
Anne Hidalgo, política 
Juan Antonio Lacomba Avellán, catedrático 
Antonio Ramos Espejo, periodista 
José Suero Romero, cantautor 
A bote pronto pregunto: ¿Qué mente preclara del muy socialdemócrata Gobierno andaluz puede explicar tan alta distinción a la Duquesa de Alba? ¿Será la destacada contribución al desarrollo económico y cultural andaluz de una de las mayores terratenientes españolas o su innegable gracejo? La referencia oficial lo alclara: "Es una personalidad íntimamente ligada a la forma de ser andaluza y muy especialmente a Sevilla, ciudad en la que reside habitualmente en el Palacio de las Dueñas y de cuyas tradiciones y costumbres es una activa embajadora. Siempre dispuesta a prestar su aportación a causas benéficas, la duquesa de Alba también se ha distinguido por su apoyo a las artes. (...) Veinte veces Grande de España, Cayetana Fitz-James Stuart es la mujer con más títulos nobiliarios del mundo. No obstante, de ella se valora sobre todo su naturalidad, llaneza y alejamiento de la pompa".  
Tampoco se entiende el galardón a Anne Hidalgo, dirigente del socialismo francés y teniente de alcalde del Ayuntamiento de París, salvo como reconocimiento a la emigración andaluza. Pero para eso seguro que hay miles de mecánicos que se dejaron media vida en las fábricas de la Peugeot o la Citroen. Un poner.

Lo de Bisbal es el componente populista, aunque sigue sin medalla el incombustible Raphael, de Linares; lo de la ex alcladesa de Sevilla y senadora, Soledad Becerril, guiña al PP, y lo de Lacomba, historiador próximo al andalucismo, un gesto hacia el nacionalismo moderado. En Antonio Ramos se reconoce a la generación de periodistas que contaron el fin del franquismo y la transición democrática; en Pepe Suero, al cantautor alternativo que refleja la calle, y en Fosforito, la historia del flamenco. Fermín Cacho es uno de los mejores deportistas españoles, pero su relación con Andalucía es conyugal y política: desde hace unos años vive en Andújar, la localidad de su mujer, donde es concejal socialista; Isabel Arcos es una onubense pionera entre el escaso gremio de mujeres empresarias, y José Cuenca, un diplomático jiennense alto cargo del Ministerio de Asuntos Exteriores con modestas inquietudes literarias.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres