Blogia
SOLLOÍNA

El regreso de lo preventivo

El regreso de lo preventivo Uno pensaba que tras la Guerra de Irak el desprestigio de lo preventivo impediría el éxito de cualquier llamamiento basado en meras presunciones. La manifestación del sábado, convocada por la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT) contra una posible la negociación del Gobierno con ETA, demuestra que no es así. Los mismos de entonces, amparados ahora en los que más han sufrido la violencia fanática de los etarras, vuelven a poner sobre la mesa, como certezas, sus interesadas suposiciones y movilizan a sus gentes contra la política antiterrorista del Gobierno y la mayoría del Congreso de los Diputados. Ahí tienen al principal valedor de lo preventivo en la protesta sabatina. Foto: Efe. Vía El Mundo).
Con este apoyo, el presidente de la AVT, Francisco José Alcaraz, pretende colocarse en el centro del debate, exigir atención e incluso aquiescencia. Ha demostrado su poderío en la calle; querrá intervenir en el futuro. Pero sitúa en un difícil equilibrio a las víctimas, que también habrán de sufrir los avatares de la batalla política. Tienen un respaldo social mayoritario. No deben permitir que lo merme o lo discutan por mantener actitudes públicas que no les corresponden, como la pretensión de interferir en la lucha antiterrorista, que depende ineludiblemente del Gobierno.
Máxime si la crítica radical, la crispación feroz, el rechazo absoluto nace de la manipulación. Nada de lo que denuncia la ATV y sus valedores políticos aparece en la resolución aprobada por el Congreso; muy al contrario. De ETA sólo se espera que entregue las armas y se disuelva. A cambio se le podrá conceder alguna mejora en el régimen penitenciario de los presos. Pero es que ni siquiera parece que se den condiciones para iniciar contactos con los jerifaltes de la banda. Tampoco Zapatero será tan inútil como para adentrarse en un terreno tan peligroso sin tener indicios consistentes de que una salida es posible. Advertí aquí hace algún tiempo del riesgo de pensar que los terroristas aceptarán su derrota sin más. Querrán contrapartidas políticas. Quizá la justificación necesaria para que puedan vender(se) que tanto dolor no ha sido en vano. Es lo que el Gobierno no debe consentir. Ni siquiera en la renegociación del Estatuto de Autonomía vasco con otros interlocutores. El Estatuto, como el catalán, el andaluz o el bienconsensuado valenciano. Es el camino.
Ahora, tras la marcha, y a la espera de que las urnas resuelvan en Galicia, esperemos que vuelva la cordura, más que las actuaciones preventivas o de fuerza, y que los dos grandes partidos y sus líderes se sienten al fin y recuperen la unidad en la política antiterrorista sin exclusiones de los grupos minoritarios del Congreso, a ser posible.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

1 comentario

jesúsb -

ETA no puede abandonar las armas si ante sus propios acólitos se vende el tema como una rendición. Lo más importante con diferencia es que desaparezca la violencia
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres