Blogia
SOLLOÍNA

Los asesinos, a gorrazos

Va a ser verdad que en ETA no sólo se mueve algo sino que hay un auténtico terremoto. Los jerifaltes de la banda terrorista han optado por matar al padre -en sentido figurado, gracias a dios: no siempre ha sido así ni entre ellos- y han expulsado a Mújica Garmendia, Paquito, el que fuera su máximo dirigente, y a otros cinco destacados militantes, todos presos, por pedir el abandono de las armas en un documento elaborado en agosto de 2004 en la prisión Puerto II de El Puerto de Santa María, donde cumplen condena, y conocido varios meses después. Recuerden: Yoyes no tuvo esa feliz oportunidad. Menos aún las víctimas de unos y otros.

Los análisis oscilan entre la división de ETA, que apunta el Gobierno central, y el miedo a la paz, que señala el vasco. La cúpula caída en Bidart lleva en prisión desde marzo del 92 y tal vez considere llegado el momento de alcanzar una salida negociada, mientras los relevos aún viven prendados del horror de la mitología.

Y a todo ésto, Periodistas 21 denuncia que ETA volvió a engañar a la prensa con la farsa de que escribió a los miembros del Comité Olímpico Internacional para perjudicar la candidatura de Madrid 2012. Muchos lo publicaron y difundieron. Nadie lo contrastó, a pesar de que había cientos de enviados especiales en Singapur.

Sea por intereses partidistas, sea por escasez de medios, es la deriva hacia el peor periodismo. Máxime si Garganta Profunda es un maldito terrorista aprovechándose de la guerra de la información.
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres