Blogia
SOLLOÍNA

El primer Zapatazo

El que fuera llamado primero Bambi y De Todo después por la derecha montaraz ha cambiado su Gobierno sin que los más avezados comentaristas de la Corte hayan olisqueado el asunto. Sin rumores previos, sin filtraciones favorables. Con frialdad, incluso. Zapatero ha aprovechado las oficiales ganas de descanso de José Bono para  colocar en el Ejecutivo al hombre clave en la negociación -o lo que sea- con ETA, Alfredo Pérez Rubalcaba, que se hace cargo de Interior. Alonso pasa de esta cartera a Defensa: protagonismo especial para los espías del CNI y el control de los militares. Por lo que haya de venir. Dicen que ambos se llevan bien y que gozan de la total confianza del presidente. Necesarias ambas premisas para llevar el timón. A Educación llega Mercedes Cabrera, que tendrá que lidiar con la reforma -otra- universitaria tras la aprobación de la LOE.

La reacción del PP contra Rubalcaba no deja de ser una miserable venganza por el 11/14-M. Expresar tamaña desconfianza en quien estuvo en el Pacto Antiterrorista y en tantas otras negociaciones anteriores y posteriores, y que ahora ocupará un ministerio capital como el de Interior, no se sostiene en un partido que tuvo a Acebes. Pese a los buenos augurios de los últimos días, la cabra vuelve a tirar al monte. Para despeñarse otra vez. 

La ausencia del nuevo ministro puede debilitar al Grupo Parlamentario Socialista y hurtar un referente claro al partido y a sus apoyos en el Congreso. Pero parece que Zapatero y Pepiño Blanco, el secretario de organización del PSOE, consideran que pasado el vendaval  del Estatut y en un alentador clima de consenso por el alto el fuego de los etarras, los trámites de la Cámara no les causará excesivos sobresaltos por más que a Marín le haya dado por madrugar. 

La duda es Bono. El futuro de Bono. La esencia de la España socialista unida. Dicen los del guiñol que le mantendrán como "Bono el del bombo" durante el Mundial de Alemania. Luego ya se verá, si no ha regresado antes. En alguna televisión de la derecha han llegado a afirmar que mañana mismo podría comenzar la carrera por las primarias en el PSOE. No parece probable. Pese a que la apelación a la vida familiar resulta poco convincente en boca de quien dijo, con el solemne populismo que le caracteriza, que la palabra "nación" no aparecería -"ni en el articulado ni en el preámbulo"- en el Estatut. Al menos Rappel no tendrá competencia.

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres.

0 comentarios

¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres
¿Y esta publicidad? Puedes eliminarla si quieres